imagen Con libreto repetido y varias chicanas.

La reacción del gobierno nacional ante el tercer paro general de la CGT. Macri difundió un video en Casa Rosada en el que dijo “acá se trabaja”. Triaca, Frigerio y Dujovne salieron al cruce, como Carrió y la UCR.

El Presidente hizo una recorrida por un hospital de Tandil que lleva el nombre de su abuelo, Debilio Blanco Villegas. 

El gobierno de Mauricio Macri eligió salir al cruce del paro nacional que encabezó ayer la CGT y que acompañaron las dos CTA, las agrupaciones de izquierda, los movimientos sociales y de mujeres. “Los paros no contribuyen a nada, no suman”, aseguró Macri durante una visita a Tandil junto a la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal. En la misma línea se expresaron el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, el de Trabajo, Jorge Triaca, el de Hacienda, Nicolás Dujovne y los dos socios principales de Cambiemos, Elisa Carrió y la UCR. Incluso hubo chicana especial para las redes sociales: el Presidente subió a su cuenta un brevísimo video ingresando a la Casa Rosada en el que dice “acá se trabaja”.

A diferencia de otras jornadas de protesta en las que el Gobierno prefirió esperar o directamente no responder, el oficialismo optó esta vez por confrontar abiertamente con los sindicalistas. Macri habló durante una visita al hospital de niños tandilense que lleva el nombre de su abuelo materno Debilio Blanco Villegas. “En la misma línea de lo que decía María Eugenia (Vidal) con los paros en la educación (en la provincia de Buenos Aires), no contribuyen, no suman”, sostuvo Macri y siguió con un autoelogio: “Yo no creo que haya habido un Gobierno en décadas con tanta preocupación por el empleo, por el trabajador, por generar nuevas oportunidades, por fortalecer los empleos que tenemos y crear nuevos”. “Vamos a seguir haciendo lo que venimos en conjunto realizando”, insistió el mandatario, que no dejó pasar la oportunidad para darle rienda suelta a su optimismo: “Este año se crearon más de 600 mil puestos de trabajo (…) Estamos en una Argentina que viene creciendo”.

Triaca fue uno de los más activos. Aprovechó el aire de dos radios afines e incluso, mientras todavía continuaba la conferencia de prensa de la CGT, se acercó a la sala de periodistas de la Casa Rosada para contestar. “Coincido en que el paro no afecta a la democracia, pero hay intereses que lo que buscan es debilitar al gobierno y eso busca inestabilidad”, señaló. “El paro no agrega soluciones, genera más falta de oportunidades”, aseguró Triaca, para quien “muchos dirigentes (gremiales) tienen que sostener lo que dicen adentro del despacho de un ministro, porque después cambian y dicen otra cosa”.

Dujovne recurrió a Twitter para difundir lo que en otras oportunidades enviaban como fuentes extraoficiales. “El paro de hoy le va a costar a los argentinos casi 29 mil millones de pesos. La única manera de sacar adelante a nuestro país es trabajando”, escribió.

En declaraciones al Grupo Clarín, Frigerio utilizó la típica calificación macrista de “paro político” para desprestigiar la protesta. “Éste es un paro político, sin consignas claras”, enfatizó el ministro, para quien el diálogo “no se cortó nunca, por eso entendemos que este paro no está justificado”. “En definitiva, mañana nos van a encontrar con la misma predisposición al diálogo, pero con un día menos de trabajo en el país”, dijo el funcionario, y añadió: “No se entiende muy bien por qué llegamos a esta instancia”.

Casi como un calco, la UCR emitió ayer un comunicado en la misma línea: “Transitamos un paro general sin consignas claras, con motivaciones partidarias y clarísimos perjuicios para todos los argentinos: pérdidas económicas y retrocesos institucionales”, dice el texto difundido por el Comité Nacional que dirige el gobernador Alfredo Cornejo. El radicalismo sostuvo que el paro “desprecia el diálogo como resolución de los conflictos, profundiza las diferencias y nos aleja de las soluciones que necesitamos todos los argentinos para que logremos cada vez más y mejor empleo en nuestro país”. También “repudia” la supuesta “coerción” de los que realizaron la medida “a aquellos que han decidido trabajar este 25 de junio”.

Las afirmaciones chocan de lleno con el pronunciamiento de la Organización de Trabajadores Radicales (OTR), una agrupación reconocida por la Carta Orgánica del partido radical y que expresamente acompaña la protesta. La OTR, conducida por el cordobés Javier Varetto, advirtió por la “situación social y laboral preocupante”, la “inflación que no cede”, la devaluación “que va mellando el poder adquisitivo de los salarios” y el techo del 15 por ciento a las paritarias, en el marco “de la aplicación de un programa nacional económico liberal y de ajuste”.

La líder de la Coalición Cívica también salió en defensa del gobierno. A través de Twitter, Elisa Carrió subió una foto en su living. “¡Nosotros no paramos! Trabajando hoy en casa con empresarios fabricantes de maquinarias agrícolas de la Provincia de Santa Fe. ¡Debemos fomentar las pymes ligadas al agro con alto valor agregado y potencial exportador!”, escribió.

EL PAIS

© 2000-2018 http://www.pagina12.com.ar

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: