estado Vuelve el conflicto docente

Los gremios anunciaron un paro de 48 horas en la Provincia. Los maestros le reclaman a la gobernadora Vidal que los convoque para retomar la discusión salarial. La paritaria del sector no tuvo avances desde la oferta inicial del 15 por ciento, rechazada por los gremios.

“Hace 48 días que no nos convocan”, explicó el titular de Suteba, Roberto Baradel. 


Imagen: Bernardino Avila

Los docentes bonaerenses retoman la pelea con María Eugenia Vidal con un paro de 48 horas. Los maestros del Suteba y la FEB, los dos principales sindicatos del Frente de Unidad Docente, votaron ir a esta medida de fuerza para exigirle a la gobernadora que los convoque a retomar la discusión sobre salarios. La paritaria del sector no tuvo prácticamente avances desde su inicio por la decisión de la provincia de mantener el 15 por ciento como techo de su propuesta de aumento. “La gobernadora decía que quería discutir con los chicos en las aulas, pero queda demostrado que eso era una mentira, porque los chicos están en las aulas y hace 48 días que no nos convocan. No quiere dialogar”, denunció el titular de Suteba, Roberto Baradel. El anuncio del nuevo paro fue realizado en una conferencia de prensa en la sede del gremio, al mediodía. En el mismo momento pero en la Casa Rosada, el gobierno estaba reunido con los triunviros de la CGT para frenar el llamado a un paro general (ver página 9).

Baradel, que integra la conducción de la CTA de los Trabajadores, reclamó que la convocatoria a la huelga general no sea postergada, y advirtió que si la CGT no se define a hacer frente común contra el ajuste junto a las CTA, la Corriente Federal y los movimientos sociales, los maestros no esperarán más e impulsarán un paro general con su central y las organizaciones que se sumen. “El mandato fue buscar la más amplia unidad para poder salir a la calle con CGT, las CTA y las organizaciones sociales, pero si no hay coincidencias hoy les pondremos fecha la semana que viene a un paro y a una movilización nacional”, aseguró.

Así, quedaron abiertas dos posibilidades. Una es que la semana próxima se realice el paro nacional de las centrales obreras. En ese caso, en las escuelas habría un paro de 24 horas y el de 48 horas podría pasarse para después del 20 de junio. La otra es concretar esta huelga de dos días directamente la semana que viene. Los dirigentes están esperando a ver cómo se resuelve el escenario sindical mayor para ajustar su cronograma. Lo que sí tienen resuelto es profundizar su plan de lucha.

La FEB –segundo gremio docente de la provincia después del Suteba– también anunció la convocatoria a un paro de 48 horas, cuya fecha consensuará con los otros integrantes del Frente de Unidad Docente Bonaerense. “Es evidente que los gremios y los bolsillos teníamos razón: el 15 por ciento de incremento con el que insiste el Gobierno es inviable y no alcanza a dar una respuesta genuina a las necesidades de los docentes”, señaló su titular, Mirta Petrocini.

Este año, a diferencia del anterior, los docentes bonaerenses vienen sosteniendo un plan de lucha con otra estrategia. Apelan menos al paro y utilizaron más acciones que, sin incluir la huelga, lograron un alto impacto. Por ejemplo, dieron una gran difusión a su pelea en defensa a las escuelas del Tigre que la gobernadora intentó cerrar. También recurrieron a protestas callejeras, repartieron carpetas con información sobre la falta de inversión educativa en la Legislatura y los concejos deliberantes. Están usando profusamente las redes para mostrar el estado de abandono de las escuelas.

En ese paquete, la confrontación con la gobernadora es otro elemento siempre presente. Ayer Vidal estaba en viaje al Vaticano. “La gobernadora fue a ver al Papa para hablar de adicciones, de la violencia, de la pobreza. El problema es que no discute con los médicos, con los docentes, con los judiciales que somos los que vivimos a cotidiano esa problemática”, la cruzó el dirigente.

La discusión salarial de los docentes bonaerenses no ha tenido avances desde su inicio. La gobernación presentó varias propuestas, pero en rigor mantuvo en todas el techo del 15 por ciento. En este marco fue dando adelantos mensuales a cuenta del futuro acuerdo. Si bien la provincia puede cerrar la paritaria con un aumento por decreto, todavía no lo ha hecho. La experiencia muestra que si eligiera esa vía, el conflicto no quedaría clausurado. Así, ya pasó el primer trimestre de clases sin una resolución. La paritaria sigue abierta, aunque no funcione como un espacio de negociación real.

Los dirigentes del sector no ven una salida al conflicto en el corto plazo. Consideran que es posible que tengan que agravar sus medidas y no iniciar las clases luego de las vacaciones de invierno. “Hay una firme convicción por parte de la docencia de no bajar los brazos, porque sabemos que el reclamo es justo”, aseguró Petrocini. “Vamos a seguir defendiendo la Escuela Pública como un derecho de todos los ciudadanos, más allá de cualquier declaración de las autoridades que condene a los sectores más vulnerables a no acceder a la educación”.

EL PAIS
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: